Las obras llevan paradas desde hace más de año y medio, y donde antes había aceras ahora crece la maleza.

A mediados del mes de octubre de 2019 publicaban los medios de comunicación que la Xunta de Galicia iba a arreglar un tramo de la carretera O-154 a su paso por el lugar de Reino con el objetivo de mejorar la seguridad vial de la misma. El proyecto contemplaba nuevas aceras, luminaria y señalización y la reposición de los servicios existentes. La inversión prevista era de 160 mil euros y también se podía leer que los trabajos comenzarían en el primer trimestre del año 2020, siendo su plazo de ejecución de 3 meses. Dos meses después, a mediados de diciembre, la obra venía de ser adjudicada y la actuación contemplaría la remodelación de los espacios para proteger la circulación de los peones y la disposición de nueva señalización y reductores físicos de velocidad. También se preveía la rehabilitación del firme así como el relevo de las redes de servicio aéreas de alumbrado y de teléfono por una canalización subterránea. Poco después se colocó el cartel de la obra y la empresa adjudicataria empezó a demoler las aceras existentes. Eran los días previos a las elecciones autonómicas previstas para el mes de abril de 2020.

Las elecciones fueron pospuestas hasta julio y las obras quedaron paralizadas sin que desde el Ayuntamiento de Piñor, ni desde la Xunta de Galicia, se ofreciera explicación alguna por los motivos de esa paralización.

Mientras son constantes las quejas de los vecinos por la situación de la carretera, después de más de un año con las obras paralizadas, viendo como crece la maleza en donde antes había aceras, y viendo como una obra que preveía mejorar la seguridad vial la ha empeorado. No son pocas las quejas también de parte del vecindario del pueblo al irse enterando de que las obras proyectadas solo incluyen un pequeño tramo de la travesía y en un solo margen, quedando el resto del pueblo en una evidente discriminación.

Desde el Grupo Municipal de Espazo Común trasladarán esta situación al próximo pleno municipal. Piden que el alcalde dé explicaciones por esta paralización y que informe de hasta cuando van a tener que seguir aguantando esa dejadez tanto el vecindario del Reino como los numerosos viandantes de esa vía que enlaza con la N-525 y con el enlace de acceso a la autovía AG-53.

No puede ser que el alcalde esté desaparecido; es grave que la Xunta leve año y medio con la obra parada pero el peor de todo es que el alcalde deje abandonados a los vecinos y usuarios de esa vía y no le exija a la Xunta la inmediata ejecución de unas obras en condiciones en la carretera del Reino.

Espazo Común

Deja un comentario